Después del fuerte terremoto en México la primera dama, Angélica Rivera puso manos a la obra para ayudar a los afectados.

article-image-0