Aunque Donald Trump habla pestes de México, descubrimos que él quiere ser uno de nosotros, mire nada más.

article-image-0