Alejandro Fernández se pone borracho y arma caos en un avión gritando que podrían estrellarse

article-image-0