Aída Cuevas no cabe del orgullo al haber ganado un Grammy donde Juan Gabriel tuvo mucho que ver.

article-image-0